Bubble mask, la nueva tendencia en mascarillas coreanas

Imagen de portada de Instagram, @dzasterka

Si hace unos días hablábamos de la revolución de las mascarillas coreanas, hoy vamos a centrarnos en las “bubble mask” o mascarillas de burbujas. Estas mascarillas de limpieza facial se caracterizan principalmente por no dañar la piel, ya que no arrancan la suciedad, sino que la arrastran en superfície.

Esta característica de las “bubble mask” no es hecho sin importancia, teniendo en cuenta que muchos usuarios que recurren a este tipo de productos de cosmética coreana, lo pasaban realmente mal con las mascarillas “peel off”, o lo que es lo mismo, mascarillas que extraen la suciedad una vez se retiran y que en muchas ocasiones los usuarios se quejaban por el dolor ocasionado.

¿Cómo se utilizan las Bubble mask?

Uno de los principales ingredientes de las “bubble mask” es el agua carbonatada. Una vez aplicada la mascarilla en el rostro, al estar en contacto con la piel, empieza a aparecer una especie de espuma que está formada por microburbujas que penetran en los poros faciales, abriéndolos y facilitando así la limpieza de la zona y eliminando las impurezas. El agua carbonatada aporta oxígeno en la piel y ayuda a potenciar las propiedades de los demás componentes, entre los que se incluyen extractos naturales.

La mascarilla se aplica en el rostro, evitando los ojos, fosas nasales y boca. Algunos usuarios comentan que sienten un cosquilleo concreto cuando se aplican la mascarilla.

Las mascarillas “bubble mask” no permanecen planas durante su aplicación (existen algunas que incluso solo necesitan 2 minutos de aplicación), ya que aumentan de volumen a través de la espuma que se genera. Además de este tipo de mascarilla, también existen otras opciones de limpieza facial en formato gel, que en contacto con la piel, también se transforma en espuma.

Es muy importante que tras la utilización de la “bubble mask” se utilice abundante agua para retirar el producto. Tras retirar el producto, la piel del rostro queda más limpia, suave y relajada. No es un tipo de limpieza facial agresiva, con lo cual se puede utilizar una vez por semana.

 
 

Imágenes procedente de la cuenta de Instagram de Sunneooiglobal, hairdiva, garrulous_little_monster, dolores_does
 

Bubble mask. Ejemplos

Existen distintos tipos de “bubble masks”. Según cada marca, además de la propiedad de limpieza facial, aportará otros beneficios en la piel como hidratación, nutrición, proporcionar mayor oxígeno en la piel, reducir y regular la grasa facial, etc.

Según la información encontrada en internet, las “bubble mask” más conocidas o más compartidas en redes sociales son las siguientes:

  • Carbonated Bubble Clay Mask de Milky Piggy
  • Hydrating Bubble Mask de e.l.f.
  • Bubble Mask Detoxifying & Oxygenating de Sephora

A continuación tenéis el siguiente vídeo en inglés sobre dos chicas que prueban la mascarilla Carbonated Bubble Clay Mask de Milky Piggy. En el vídeo se muestra cómo aplicarla, cómo retirarla y el resultado tras su aplicación.

 
 

Comento el tema de las redes sociales, porque es curioso el comprobar cómo cada vez más a los usuarios de mascarillas faciales les gusta compartir sus selfies con mascarillas en redes sociales como Instagram, por ejemplo. A los usuarios de las “bubble mask” les gusta compartir su experiencia en Internet y hacerse fotos divertidas utilizando el producto, especialmente cuando la mascarilla está actuando y se genera la espuma. Por ejemplo, en Instagram, si realizáis búsquedas con el hashtag #bubblemask, podréis encontrar una amplia variedad.

A través de toda la información que vamos recibiendo, día tras día se confirma que la cosmética coreana cada vez es toda una tendencia en occidente y que el éxito de sus productos no es puntual, sino que ha llegado para quedarse.

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia en nuestra web. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Gracias por ayudarnos a mejorar. OK Más información