El boom de las mascarillas coreanas

Dentro de los productos de belleza coreana, las mascarillas coreanas son uno de sus productos estrella y están haciendo furor en Europa y Estados Unidos. Cada vez son más las tiendas de cosméticos que apuestan por estos productos, caracterizados por una fácil aplicación, comodidad, resultados casi inmediatos y un bajo coste.

En este artículo quiero explicaros los principales aspectos que me han llamado la atención de las mascarillas coreanas. La gente habla maravillas de ellas, pero también os quiero mencionar un tema que dio que hablar sobre la calidad en su fabricación, que me ha llamado especialmente la atención.

Como el artículo es un poco extenso, aquí tenéis una estructura sobre los principales temas de los que os voy a hablar:

 
 

Algunas celebrities como Alexa Cheung o Karolina Kurkova, no dudan en hacerse selfies con sus mascarillas y mostrarlas en sus cuentas de Instagram.

Las mascarillas coreanas y su éxito

En general, cuando hablamos de mascarillas coreanas, siempre se atribuye a Corea la aparición de estos productos de belleza. Sin embargo, me ha parecido curioso un artículo que encontré sobre mascarillas en el que Carmen Navarro, un referente en el mundo de la estética en España, comentaba que la primera vez que empezó a conocer las mascarillas fue a través de los centros de quemado, en su utilización en los tratamientos de factor de crecimiento epidérmico. Estos tratamientos incluyen un principio activo formado por una proteína natural que se encuentra en el plasma humano, y se encarga de regular el desarrollo y la renovación de las células.

Muchas son las mujeres que quieren lucir un rostro luminoso y terso como las mujeres asiáticas. Yo misma utilizo mascarillas coreanas y personalmente lo que más me gusta es la sensación de frescor y relajación que transmiten. Pero no simplemente son efectos como estos los que hacen que las mascarillas coreanas triunfen cada día más, hay mucho más. A continuación os quiero enumerar los principales factores que, a mi parecer, son la clave del éxito:

  • El precio. Existen distintos precios en el mercado, pero en la mayoría de los casos, una mascarilla coreana para el rostro no es un producto de belleza caro. Con apenas 3 Euros puedes comprar una mascarilla de algodón o hidrogel, las conocidas como “sheet masks”. Existen otras mascarillas que se aplican con pincel o con las manos porque son tipo crema, y  éstas tienen otra variedad de precios, también dependiendo de si son para el día o para la noche.

Las “sheet masks” vienen de forma individual, en pequeños sobres. Estas son las mascarillas que se han convertido en un auténtico boom. Están empapadas de producto que contiene una elevada dosis de activos. Algunas marcas también ofrecen packs con distintas cantidades de mascarillas para que sea más económica su compra. Estas mascarillas son de un solo uso.

  • La variedad de mascarillas. Ahora existen infinidad de mascarillas coreanas con distintos productos y para distintas partes del rostro y otras zonas del cuerpo. No sólo podréis encontrar las que cubren por completo el rostro o parches circulares, también existen mascarillas para pies, labios, manos, para el contorno de ojos, etc.
  • Diversidad de tratamientos. Inicialmente sólo encontrabais las mascarillas coreanas faciales para exfoliar la piel, nutrirla, conseguir un efecto relajante....Con el paso del tiempo, cada vez existe una mayor variedad que tratan pieles secas, antiaging, antiestrés, efecto lifting, hidratante, estimulante, renovador celular, etc. Una de las mascarillas más populares son las "bubble mask"  Estas mascarillas de limpieza facial generan una especie de espuma en el rostro cuando entran en contacto con la piel, y se han hecho muy famosas en redes sociales a través de los distintos selfies que se realizan sus usuarios en redes sociales.

  • El packaging. Colores vivos y dibujos divertidos son algunas de las características del embalaje de las mascarillas coreanas. Siguiendo con la estética de muchos otros productos coreanos, muchas marcas coreanas optan por un estilo fresco y llamativo en sus diseños.

  • Fácil de aplicar. ¿Quién no se pondría una mascarilla antes de dormir, o sentada en el sofá descansando…? en sólo unos 15, 20 o 30 minutos de aplicación de una mascarilla es suficiente para disfrutar de sus efectos casi instantáneos (el tiempo depende de cada mascarilla). La silueta de la mascarilla está perfectamente diseñada para que sea fácil de colocar, incluyendo los agujeros pertinentes para ojos, nariz y boca. Algunas mascarillas más sofisticadas incluyen sujeciones en orejas y cuello, que facilitan aún más el poder realizar otras actividades mientras se tiene colocada la mascarilla.

El cuidado que se necesita en el rostro antes de aplicar la mascarilla tampoco es especialmente laborioso, principalmente hay que tener la piel limpia, sin restos de suciedad ni maquillaje.

  • Prácticas. Si lo preferís, ya no hay que acudir a un centro de belleza para disfrutar de una mascarilla, tranquilamente en casa podemos ponérnoslas nosotras mismas y hacernos un selfie con estas conocidas “sheet masks”

  • El producto se aprovecha al máximo. El ritual de la mascarilla coreana para el rostro no termina cuando se retira la mascarilla de tejido, sino que una vez retirada ésta, suelen quedar unos restos de producto en el rostro que se deben esparcir y masajear hasta su completa absorción. De esta forma el producto se aprovecha al máximo.

Mascarillas coreanas para el rostro. No todo es tan estupendo

Tras las múltiples ventajas y beneficios que hemos comentado antes, ¿quién es capaz de resistirse a utilizar una mascarilla coreana para el rostro?. Sin embargo, encontré una noticia sobre sus condiciones de empaquetado que me sorprendió. La periodista Tracy E. Robey escribió a finales de agosto de 2016 en la revista Racked un artículo sobre las condiciones poco higiénicas que se seguían para el empaquetado de las mascarillas de tejido (o como las hemos llamado anteriormente “sheet masks”).

En este artículo, se hace eco de cómo estas mascarillas coreanas para el rostro se pliegan de forma manual por amas de casa coreanas que quieren obtener un dinero extra. Es más, el artículo muestra imágenes donde se muestran cómo estas mujeres no utilizan guantes y no siguen medidas higiénicas concretas. En las imágenes se muestra cómo utilizan múltiples veces un cartón para plegar las mascarillas, sin cambiarlo ni desinfectarlo. Tracy E. Robey realizó una extensa investigación sobre este tema, encontrando diversa documentación como publicaciones en redes sociales que lo confirmaban, y descubriéndose así que esta situación no se trataba de una única marca de cosmética coreana, sino que la situación era mucho más extendida a otras marcas.

Se confirma que algunas pequeñas marcas de cosmética que iniciaron su actividad antes del año 2010, utilizan personas que realizan el doblado y la introducción de las mascarillas en los sobres sin guantes. Estos guantes llegan sin cerrar a la fábrica, que aunque allí se realiza un control microbiológico, no evita que puedan aparecer otros elementos.

Ésta puede ser la explicación de porqué algunos usuarios de mascarillas hayan encontrado distintos cabellos, insectos dentro de los sobres, o incluso puntitos negros en la misma mascarilla facial.

¿Qué se puede hacer ante esta situación?, ¿no comprar más mascarillas coreanas para el rostro?. En mi opinión no creo que el boom cese, aunque hay usuarios que muestran su preocupación por los hechos comentados anteriormente, otros confían en las marcas y seguirán comprando sus mascarillas para el rostro.

Frente a este caso, sí os recomendaría comprar productos de tiendas oficiales y evitar la venta particular o de procedencia dudosa, especialmente si la compra se realiza por Internet. El peligro recae cuando empresas realizan copias de las grandes marcas o las compran a distribuidores sin comprar directamente a la empresa que las fabrica.

Si los productos que se compran no proceden de la marca oficial, puede existir un mayor riesgo a que éste no haya pasado los controles de calidad que realiza la marca.

También se recomienda fijarse en el etiquetado del producto. Debe llevar doble etiquetado: el de la marca de origen que aparece en el packaging y el del distribuidor que realiza su distribución en la Unión Europea.

En el caso de la marca de cosméticos Miin, afirman que ellos tratan directamente con las marcas para asegurar que se ha realizado el control de calidad, además de realizar un control farmacéutico cuando los productos llegan a España.

Yo personalmente no dejaré de utilizar mascarillas coreanas, pero sí tendré en cuenta los puntos que os indicaba antes.
 

Mascarillas coreanas para el acné

El acné es una enfermedad de la piel que muchas veces asociamos a la adolescencia, pero puede presentarse en edades más avanzadas, ya que aparece por desequilibrios hormonales que se pueden producir tanto a las 15 años como a los 40. El acné es un trastorno en la piel que aparece en forma de granos y espinillas, pudiendo llegar a quedar cicatrices en los casos más graves.

En mi opinión es muy importante que acudáis a un profesional médico que analice vuestro caso y os pueda recomendar qué tratamiento es el más efectivo, antes de comprar cualquier producto de belleza por vuestra cuenta. Aunque os gusten mucho los cosméticos coreanos y estéis buscando una mascarilla coreana para el acné, os recomiendo en primer lugar,  que os informéis sobre qué productos podéis utilizar y qué ingredientes deben contener. Por ejemplo, si se utilizan productos que secan mucho la piel o tienen alcohol, los primeros días producirán un efecto mágico en vuestra piel, sin embargo, al "estresar" la piel con productos agresivos se puede generar un efecto rebote y producir que la piel genere más grasa de la que se producía antes de aplicar los nuevos productos.

Una buena mascarilla coreana para el acné os ayudará en el tratamiento y será un buen complemento, pero seguramente deberéis utilizar un ritual mucho más completo y prestar atención a qué limpiador facial utilizáis, qué tónico facial, etc.

Aquí tenéis una muestra de algunas mascarillas coreanas para el acné que tienen buenos comentarios:

1) AC Clinic Intense

Esta mascarilla coreana para el acné contiene componentes muy eficaces para combatir el acné. Por ejemplo, uno de ellos es el ácido salicílico, muy utilizado en productos de dermatología para tratar imperfecciones en pieles jóvenes y maduras. No sólo es recomendado para el acné, sino también para el tratamiento de verrugas y durezas en la piel. Otro de los componentes que incluye es árbol de té, muy eficaz para combatir hongos y bacterias, como por ejemplo, las que generan el acné. El árbol de té es muy eficaz para la cicatrización de heridas.

 
 

2) COSRX Acne Pimple Master Patch -24 parches

He encontrado muy buenos comentarios sobre la utilización de estos parches, de distintos tamaños y que pueden ser utilizados tanto por jóvenes como adultos. Me ha parecido interesante este producto porque al ser parches individuales, se pueden colocar en aquella zona del rostro que consideremos más oportuna. Permiten tratar el acné de forma intensiva y proteger los granitos de agresiones externas.

 
 

3) TonyMoly Tea Tree Maks

Contiene aceite de árbol de té, que aporta propiedades antiinflamatorias que ayudarán a regular el exceso de grasa y tratar las espinillas.

 
 

4) Innisfree Green Tea Sheet Mask

El principal ingrediente para esta mascarilla coreana para acné es el té verde, que regula el acné sin secar en exceso la piel. Las personas que utilizan esta mascarilla destacan que es calmante y muy refrescante, sin irritar las pieles sensibles.

 
 

5) Vita Lightbeam Essential Mask

Esta es una de las mascarillas preferidas por los coreanos para tratar las posibles cicatrices que puede dejar el acné. Rica en vitamina C, los usuarios la suelen utilizar por la noche, tras limpiar el rostro. Se aplica en 5 o 10 minutos y hay que dejar que la piel absorba el producto. Los comentarios son muy positivos, destacando cómo la utilización de esta mascarilla ayuda a mejorar la piel afectada por el acné, disimulando las cicatrices. Esta mascarilla pertenece a la marca Mediheal, una de las marcas de mascarillas coreanas más populares en Corea.

 
 

Las mejores mascarillas coreanas

Cada piel es distinta y tendrá distintas necesidades. Encontrar la mascarilla que os funcione mejor, será cuestión de probar. En el caso de las “sheet masks”, dado que su precio no es muy elevado, invertir en distintas  mascarillas para encontrar la más eficaz no será tan sangrante como en aquellos casos en los que se necesita invertir más dinero.

De todas formas, os recomiendo ir a alguna tienda que venda mascarillas coreanas de calidad y que realicéis las consultas que tengáis para que os puedan orientar mejor sobre cuáles son las mejores mascarillas coreanas en función del tipo de piel que tenéis y qué efectos queréis conseguir. Si realizáis la compra online, esta compra puede ser más arriesgada, ya que no tenéis un asesor que os pueda orientar, sin embargo, podéis leer los comentarios de otros clientes que las hayan utilizado, o bien escribir a la tienda online por si os pueden solucionar vuestras dudas.

Aquí os menciono algunas de las más conocidas:

1) Kisskin Anti-Aging Diamond Face Mask

No es de las mascarillas coreanas más baratas, pero sí está considerada como una de las mejores mascarillas coreanas antiedad. Están realizadas de hidrogel. Esta mascarilla coreana para el rostro se presenta en dos piezas, para que sea más fácil su colocación. No contiene alcohol, sulfatos ni parabenos. Se venden en paquetes que contienen 5 mascarillas faciales. Su precio está alrededor de 30€ el pack.

 
 

2) TonyMoly

Las mascarillas faciales TonyMoly destacan a simple vista por su packaging muy llamativo, lleno de color y muy divertido. Para aquellos que quieran iniciarse en el mundo de las mascarillas, TonyMoly tiene una amplia variedad. Su precio oscila alrededor de unos 3€ cada mascarilla, aunque existen distintos packs que resultan más económicos.

Si os gustan las mascarillas con extracto de distintas frutas y olores, existen distintas marcas como “The Face Shop”, “Innisfree”, “Dermal Korea”,”The Skin Lounge”.

3) Dr Jart Soothing Hydra Solution Mask

En general, las mascarillas Dr Jart son una de las más recomendadas, tanto la que aquí os comento para hidratar y calmar la piel, como otra potente mascarilla más efectiva para prevenir la aparición de arrugas (“Dr Jart Wrinkless Solution Mask”).

 
 

Está realizada en celulosa y no contiene ni parabenos ni sulfatos. Compuesta por extractos naturales ayuda a calmar la piel irritada a través de sus propiedades antisépticas y antiinflamatorias, y a prevenir la deshidratación de la misma. El efecto de suavidad que genera en la piel es prácticamente inmediato.

Está disponible en las tiendas Sephora. Los precios de los productos de Dr. Jart varían, pero sus mascarillas faciales pueden costar 6€ u 11€.

4) Reskin

Es un set de 7 mascarillas con un tratamiento distinto en cada una de ellas, de forma que se utilicen en los distintos días de la semana. Cada mascarilla para el rostro tiene una función específica: hidratación, luminosidad, suavidad, etc.

Me parece una opción interesante para todos aquellos indecisos que no sepan qué mascarilla escoger, aquí tienen un pack definido. El precio es de unos 20€.

 
 

Puede ser interesante comprobar al final de la semana, qué resultados ha obtenido nuestra piel tras seguir este tratamiento tan completo de mascarilla diaria.

5) J.One Black Jelly Pack

Gel con textura ultra ligera que se absorbe de forma rápida en la piel. Esta mascarilla es muy distinta a las que hemos comentado anteriormente, ya que no es una “sheet mask”, sino una mascarilla en crema que se aplica con las manos. Contiene un elevado contenido en antioxidantes y vitaminas y actúa como un potente complemento de hidratación para ser utilizado por la noche. Su precio es de unos 40 €.

 
 

Mascarillas coreanas caseras

Y para todas aquellos que además de comprar mascarillas coreanas, quieran probar a hacer sus propias mascarillas coreanas caseras con productos naturales, aquí tenéis una lista de las más comunes. Los vídeos están en inglés, pero los pasos principales a seguir son bastante claros.

1) Mascarilla con huevo

Esta es la mascarilla coreana casera que más veces he visto en Internet y ofrece distintas opciones, desde aplicarse directamente la mascarilla solo con huevo, o bien combinarla con otros ingredientes para potenciar más los beneficios y propiedades conjuntas. Tanto la yema como la clara del huevo tienen propiedades muy beneficiosas para la piel:

-clara: limpiadora de impurezas, suavizante, calmante para pieles irritadas, cierra los poros proporcionando una piel más tersa.

-yema: suavizante, aporte nutricional, reactiva la piel.

Si sólo queréis utilizar la clara, ésta se bate bien hasta que se consiga una determinada espuma para que luego al aplicarla tenga suficiente consistencia y no se caiga. Se aplica durante 20 minutos y se retira con agua un poco tibia. La mascarilla con clara de huevo ayuda a iluminar y tonificar la piel del rostro. Ideal para arrugas y reducir el exceso de grasa en la piel.

Otros productos que se suelen utilizar como mascarilla casera son miel y limón. Mezclando un huevo, una cucharada de zumo de limón y media cucharada de miel, se obtiene una mascarilla coreana casera muy eficaz para reparar pieles dañadas y eficaz contra el acné.

Para pieles secas, se utiliza la yema del huevo. También  se puede mezclar con aguacate o aceite de oliva, para aprovechar los aceites grasos.

2) Algas nori

¿Conocéis las algas nori? Son algas que seguramente conoceréis por los sushi maki. Disponen de una alta concentración de minerales, proteínas y vitaminas.  Disponen de altas propiedades tonificantes para la piel. Estas algas son muy utilizadas para tener un piel hidratada y radiante, y proporcionar suavidad al rostro. Ideal para pieles envejecidas y deshidratadas.

En el siguiente vídeo podéis seguir los pasos para realizar una de las mascarillas coreanas caseras más sencillas. Algunos simplemente se aplican directamente las algas tras haberlas puesto en remojo unos minutos. Sin embargo, en el siguiente vídeo utilizan huevo en la mezcla para darle mayor consistencia y aportar las propiedades del huevo.

 
 

3) Té verde

Otra de las mascarillas caseras más utilizadas es la que se realiza con té verde, combinado con otros productos. Por ejemplo, con leche. El té puede estar en formato en polvo o en pequeñas hojas, lo importante es que tras añadir la leche pueda quedar consistente para poderlo aplicar correctamente. Esta mascarilla mejora la elasticidad de la piel.

Aquí también podéis ver cómo se realiza otra mascarilla con té verde, y en este caso utilizando una bolsita de té verde, añadiendo harina de arroz, recomendada para tratar cicatrices. En este caso, la mascarilla casera sirve como crema exfoliante para eliminar impurezas.

 
 

Y hasta aquí este artículo sobre mascarillas coreanas. ¿Os ha parecido interesante?, ¿queréis que tratemos algún otro tema específico sobre mascarillas coreanas? Si es así, no dudéis en escribirme y comentarlo. ¡Muchas gracias!

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia en nuestra web. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Gracias por ayudarnos a mejorar. OK Más información