Pop-up store, la nueva moda en China

Para muchas marcas extranjeras, llegar al mercado chino ha sido y es una prioridad. No es ninguna novedad comentar que el mercado chino es complejo y que antes que aventurarse en él es muy importante un buen asesoramiento previo y una estrategia específica para este país asiático.

¿Cómo pueden darse a conocer las marcas extranjeras que quieren tantear el terreno y empezar a dar a conocer la marca? El mundo de los llamados pop-up stores en China también ha llegado, y no es una tendencia pasajera, sino que cada año se va consolidando mucho más. ¿En qué consisten?, ¿cómo funcionan y qué ventajas aportan?

 

¿Qué es un pop-up store?

No hay que ir hasta China para descubrirlo, en España también tenemos muchos de ellos en distintos mercadillos, exposiciones, tiendas de ropa, etc. Son tiendas temporales que permiten mostrar las marcas de moda en distintos lugares como tiendas y centros comerciales, y a precios mucho más económicos que el alquiler de un puesto fijo en un centro comercial, por ejemplo.

Esta nueva forma de experimentar la moda no entiende de precios, ya que incluso las marcas de lujo también se han apuntado a esta nueva tendencia, y en especial en un país como China, que cada vez más busca llamar la atención de los millennials chinos. Ciudades como Pekín, Shanghai, Guangzhou, Nanjing, Chengdu, Shenzhen son algunas de las ciudades que albergan pop-up stores.

A los consumidores les suele llamar la atención la presencia de estas “tiendas ambulantes” por su novedad y porque cuidan al mínimo detalle su imagen. Los consumidores cada vez valoran más la personalización en la forma de vender los artículos, y les atrae mucho más la imagen novedosa de un pop-up store que la típica tienda de franquicia que suele seguir el mismo patrón en todas las tiendas.

¿Por qué triunfan los pop-up stores de moda en China?

Como mencionaba anteriormente, son tiendas con una inversión inicial mucho más económica y puede ser un primer tanteo para las marcas que quieren conocer si sus artículos tienen un buen recibimiento en el gigante asiático.  

La finalidad de estas tiendas puede ser muy distinta como ventas, visibilidad, dar a conocer determinados productos para que los consumidores luego puedan comprarlos en su tienda online, etc. Sin embargo, aquellos que quieran realizar ventas directas deben tener presencia corporativa en el país o bien aliarse con algún partner que pueda realizar la venta.

La localización de los pop-up stores en China suele ser en el interior de un centro comercial, en lugar de la calle (tal y como ocurre en Estados Unidos o Inglaterra). Existen muchas restricciones en cuanto a la gestión de la circulación y transporte en las ciudades asiáticas como Shanghai, y éstas no permiten que se puedan localizar nuevas tiendas delante de los centros comerciales. Pero estas restricciones que conllevan la localización de los pop-up stores en el interior de los centros comerciales, también tienen su parte positiva, como la de asegurarse una localización muy transitada por potenciales clientes afines a su marca. Otra gran ventaja es el crecimiento del número de centros comerciales en el país, donde se estima alcanzar unos 10.000 centros comerciales en 2020.

La estrategia de las marcas para alcanzar el cliente chino está planificada de inicio a fin. Muchas de ellas, además de mostrar ropa o moda, también ofrecen comida o café. Una estrategia muy buena para llamar su atención, conseguir un acercamiento con la marca y experimentar la moda y ropa en China de una forma distinta.

 

¿Cómo dar a conocer un pop-up en China?

Las redes sociales chinas son muy poderosas y tienen una gran influencia en el poder de decisión de los consumidores chinos, especialmente de los millennials chinos. El hecho de que los compradores puedan subir las fotos a internet es una prioridad.

Por este motivo, no es de extrañar que muchas marcas de moda china y extranjeras ofrezcan promociones específicas para motivar a los consumidores a compartirlas con sus amigos, familiares, y en definitiva con todos aquellos contactos a los que quieran mostrar cómo están a la última tendencia en shopping.

Otra forma muy común es la de utilizar la influencia de los llamados KOL’s (key opinion leaders) o lo que aquí llamaríamos influencers. Muchas marcas de lujo extranjeras contratan a KOL’s asiáticos para utilizar su influencia en las redes sociales y llegar a un público más amplio.


¿Conocíais este tipo de tiendas de moda y ropa en China? Hace un tiempo ya os hablé de algunos diseñadores de PMQ Hong Kong que realizaban este tipo de colaboración con otros centro de moda como el Dongdaemun Design Plaza o PARCO.

¿Os parece interesante esta nueva forma de vender o hacer branding?

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia en nuestra web. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Gracias por ayudarnos a mejorar. OK Más información