Cómo tener el cutis de las japonesas

Exactamente. ¿Cómo tener el cutis de las japonesas? Seguramente ésta sea una de las preguntas más frecuentes que muchas mujeres se realicen tras observar cómo las mujeres japonesas suelen lucir un cutis perfecto.

En el artículo de hoy descubriremos cuáles son los principales secretos de las japonesas para conseguir una piel saludable, sin arrugas, resplandeciente y llena de vitalidad. Como un pequeño avance, ya os comento que el secreto para tener el cutis de las japonesas no consiste simplemente en aplicar cremas milagrosas de cosmética japonesa, sino de todo un ritual de belleza que incluye distintos aspectos en cuanto a nutrición, tradición y mucha constancia.


Mucho más que una piel de porcelana

Como comentaba en el apartado anterior, el cutis perfecto de las mujeres japonesas con su piel blanca, luminosa  y sin arrugas se ha convertido en toda una referencia para muchas mujeres occidentales. Sin embargo no se trata simplemente de cuidar un factor estético, se trata de entender la cosmética desde un punto de bienestar interno y externo.

El concepto de tener una piel sana no se basa en actuar según la aparición de problemas concretos como arrugas, celulitis, flacidez,etc., sino en la prevención y en conseguir una piel sana. En occidente sólo nos preocupamos de nuestra piel cuando queremos tratar determinados problemas.

En cuanto al tema de la piel, un anécdota curioso es el tema de la utilización de perfumes en Japón. Así como el porcentaje de ventas de productos de cosmética es muy elevado, el correspondiente a perfumes es prácticamente nulo. No existe una tradición a utilizar perfumes, ya que se considera que la piel simplemente debe “oler a limpio” y no es necesario camuflarla con otros olores.

Si queréis descubrir cómo tener el cutis de las japonesas, no os perdáis las principales claves en las siguientes secciones.


Cómo tener el cutis de las japonesas según la cosmética

  • Evitar el sol

Para mi es uno de los factores fundamentales. La pasión por el bronceado que existe en occidente es prácticamente inexistente en Asia. En oriente, estar moreno precisamente es poco estético y por ello siempre protegen su piel con protector solar tras su ritual de belleza. Ya os comentábamos en el artículo sobre belleza coreana cómo la aplicación de los productos de protección solar era un paso fundamental en el ritual de belleza. Utilizan factor de protección solar elevado y todos los días del año.

Y además, no sólo utilizan productos específicos para proteger su piel, sino también gorras, gafas de sol o paraguas a modo de parasol.

El sol es uno de los principales factores que influyen en el envejecimiento de la piel, ya que ésta pierde colágeno y elasticidad, y provoca la aparición de arrugas y manchas en la piel.

También os comentábamos hace un tiempo en un artículo sobre belleza tailandesa, cómo en Tailandia muchas mujeres buscaban productos específicos para blanquear la piel.

  • Kesho-sui

El ritual de limpieza de las mujeres japonesas empieza con retirar del rostro las impurezas de maquillaje y otros residuos existentes en la piel mediante la utilización de una leche desmaquillante o de un producto que contiene principalmente aceites (para retirar principalmente maquillaje y grasa). Tras este paso, se limpia el rostro mediante una espuma limpiadora o jabón (para eliminar aquella suciedad menos densa, como por ejemplo la generada con el sudor). Ambos pasos también se podrían corresponder con los pasos que mencionamos en el ritual de limpieza de las mujeres coreanas.

Sin embargo, el tercer paso no consiste en aplicar un tónico facial como haríamos occidente, sino una loción equilibrante llamada “kesho-sui”, que tiene una textura más bien densa, y se aplica antes del proceso de hidratación para que el siguiente producto penetre en mayor profundidad. Por tanto, la loción equilibrante consiste en preparar la piel para aprovechar al máximo los tratamientos y productos que se van a aplicar posteriormente.

Para aplicar la loción es muy importante que la piel del rostro esté bien limpia. La loción se aplica en la palma de la mano y posteriormente en el rostro mediante toques suaves, sin frotar.

  • Mascarilla o tónico a base de arroz

El arroz es rico en vitamina B y el agua de arroz es muy beneficioso para la piel. Algunas de las propiedades a destacar son las siguientes:

  • Hidrata, tonifica  y regenera la piel gracias a la presencia del ácido linoleico, rico en antioxidantes que generan colágeno, mejora su suavidad y estimula su regeneración.
  • El inositol presente en el arroz ayuda a frenar el envejecimiento de la piel gracias a la estimulación de la circulación sanguínea.
  • Ayuda a proteger la piel del sol gracias a sus propiedades humectantes y antioxidantes.
  • Exfolia la piel de forma natural, eliminando las células muertas y rejuveneciendo el rostro.
  • Disminuye las manchas en el rostro provocadas por el acné.


Como podéis observar, ante tantas propiedades beneficiosas no es de extrañar que el arroz se haya convertido en uno de los ingredientes estrella en los rituales de belleza japonesa. Su utilización es muy variada, tanto se puede utilizar en una mascarilla, en un tónico o bien como loción hidratante.

  • Hábitos en tratamientos

Las mujeres japonesas cuidan de su piel desde edades muy tempranas. No esperan a actuar cuando aparecen problemas en la piel o ante los primeros síntomas de envejecimiento. Las adolescentes de apenas 15 años ya empiezan su rutina de belleza, a la que suelen dedicar ni más ni menos que una media de 30 minutos por la noche. Como podéis observar, el culto a la belleza en Japón empieza a edades muy tempranas. También influye el hecho de que algunos productos de belleza en Japón son económicos, pero no de mala calidad, lo que supone un mayor incentivo a introducirse en el mundo de la belleza.


Cómo tener el cutis de las japonesas según su alimentación

Tener una piel bonita no depende únicamente de aplicar cremas y productos de belleza, la alimentación es un factor muy muy importante.

  • Arroz

Tal y como comentaba en el apartado anterior, el arroz tiene múltiples beneficios para la piel. En los hábitos alimentarios de las japonesas, el arroz es un elemento muy importante y del que consumen en grandes cantidades.

El arroz se llama “gohan” y sería una forma de cocinar el arroz al vapor.

  • Pescado

El consumo de pescado también es muy habitual, especialmente en pescados ricos en omega-3. La ventaja de su consumo es el aporte de colágeno y ayuda a prevenir la formación de arrugas.

  • Algas

Con alto contenido en beta-carotenos y vitamina C también ayuda al rejuvenecimiento facial.

  • Soja

Gran aliado para ayudar a la regeneración celular y nutrir la piel. Al igual que el arroz, este ingrediente también es uno de los más consumidos por las mujeres japonesas. Una de las formas más habituales de tomar soja es fermentada, en la conocida sopa “miso” que seguramente muchos de vosotros conoceréis.

  • Té verde

Muy conocido por sus propiedades digestivas, el té verde también es una de las bebidas clave para el cuidado de la piel. Contiene antioxidantes, ayudando a mitigar los posibles daños producidos por la exposición solar, reduciendo la inflamación.

El té matcha es muy conocido en Japón por sus múltiples propiedades como reducir el estrés, el colesterol y estimular las defensas. También se cree que ayuda a perder peso al actuar como quemador de grasa. Su origen es muy interesante porque realmente proviene de China, sin embargo, fueron los monjes Zen de Japón los que popularizaron su utilización.

 

Cómo tener el cutis de las japonesas. Otros factores

Ante los siguientes factores poco podemos hacer para mejorar nuestro cutis, pero también resulta interesante conocer los siguientes detalles.

  • Genética

Suelen decir también que las japonesas tienen una genética más predispuesta a tener un mayor índice de colágeno en la piel. Sin embargo, también es más difícil para las mujeres japonesas conseguir un cutis blanco debido a que su piel contiene una mayor cantidad de melanina (en comparación con las occidentales). Ello implica que la piel se pueda broncear con mayor facilidad.

  • Gesticular

También suelen comentar que este aspecto puede influir. Las mujeres japonesas no suelen mostrar mucho sus sentimientos. Ello significa que pocas veces las veremos reír a carcajadas o a gesticular de una forma exagerada. Esta “falta de expresión” favorece a que se generen menos líneas de expresión.

En mi opinión, aunque éste pueda ser un factor que influya en el estado de nuestro rostro, siempre será positivo el poder mostrar nuestros sentimientos. Cada cultura es distinta y nuestra forma de relacionarnos también, así es que no por un tema de belleza debemos cambiar o adaptar nuestros hábitos en ese sentido.

  • Clima

Vivir en una isla como Japón tiene las ventajas de aportar humedad a la piel y favorecer la presencia de pieles grasas o mixtas.

¿Conocéis otros secretos sobre cómo tener el cutis de las japonesas?, ¿habéis visitado Japón o conocéis otros consejos de belleza que queráis compartir? ¡No dudéis en compartirlos!

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia en nuestra web. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Gracias por ayudarnos a mejorar. OK Más información